Comunitat Valenciana


imagen sección

Cuestiones iniciales

¿Es fácil crear un nuevo negocio?
El principal error de los emprendedores es pensar que crear un negocio es fácil. No basta sólo con tener una buena idea, sino que también es necesaria paciencia para ponerla en práctica y estar dispuesto a defender el proyecto durante el tiempo que pueden durar los preparativos y el papeleo. Tampoco es fácil conseguir financiación si no se dispone de suficiente capital propio.

No obstante, aunque las razones que llevan a una persona a convertirse en un emprendedor/a varían desde la necesidad de tener un trabajo, hasta la búsqueda de la independencia, al final todos/as los que llegan al final de la carrera coinciden en una cosa: el esfuerzo merece la pena.

 

¿Cómo puedo identificar ideas de negocio?
La iniciativa o proyecto de creación de una empresa se genera a partir de una idea que surge de la observación de la realidad económica en que nos movemos. En ella detectamos posibles oportunidades de negocio que nos lleva a la introducción en el mercado de determinados productos o servicios demandados por la sociedad que, o bien carece de ellos, o si los tiene, no cubren adecuadamente sus necesidades.

Las ideas de negocio derivan generalmente de una o varias de las siguientes fuentes:

  • La formación académica de los promotores. Es lógico que una persona que haya realizado unos estudios determinados quiera encauzar su carrera en el ejercicio profesional de los mismos. Así, un arquitecto puede montar un estudio de arquitectura, un abogado un despacho de abogados, etc.
  • La experiencia profesional y laboral de los promotores. El conocimiento de un determinado sector y/o contar con determinadas habilidades técnicas, puede definir una idea de negocio. Por ejemplo, el caso de un peluquero que después de trabajar por cuenta ajena decide poner una peluquería o un cocinero asalariado que abre restaurante propio.
  • Los viajes al extranjero. Se trata de identificar ideas de negocio que han funcionado en otros países y que pueden tener éxito en el mercado nacional de la misma manera o haciendo pequeños cambios.
  • Los cambios sociales de nuestro entorno. Son ideas que surgen a medida que cambia la sociedad, propiciadas por el envejecimiento de la población, la incorporación de la mujer al mercado laboral, el aumento de la inmigración... De esta manera se crean empresas de catering, empresas que cuidan de niños y mayores, locutorios, etc.
  • Las nuevas formas de vivir el ocio. Ideas surgidas de la detección de una demanda de actividades de ocio, culturales y artísticas de mayor calidad. Por ejemplo, empresas dedicadas a la enseñanza de técnicas de navegación, agencias de ocio, casas y centros de turismo rural, talleres de artesanía y empresas agroalimentarias.
  • La aplicación de las nuevas tecnologías. El desarrollo de internet está estimulando la aparición de empresas comerciales y de servicios que utilizan la red como medio de trabajo.
  • Usos alternativos a productos: reciclaje de muebles, transformación de consumibles, etc.

No obstante, la idea es sólo el comienzo de la aventura empresarial.

 

¿Qué aspectos debo analizar para determinar la viabilidad de mi idea?
La capacidad que demuestra el emprendedor/a para evaluar los aspectos importantes de la idea arroja una información muy útil sobre el grado de madurez y viabilidad de la misma.

Las variables que debe analizar todo emprendedor/a son:

  • interés del mercado.
  • grado de innovación.
  • factores empresariales.
  • grado de desarrollo de la Idea.
  • coste de llevarla a cabo.
  • competencia.
  • protección industrial.
  • factores de influencia del entorno (población, renta, nivel educativo…).
  • disponibilidad de recursos.

 

Tengo una idea de negocio, ¿cuál es el siguiente paso?
El siguiente paso es la elaboración del Plan de Empresa, una herramienta de trabajo para todas aquellas personas o colectivos que quieran poner en marcha una iniciativa empresarial.

Es un documento escrito por los promotores del proyecto y en él están recogidos los diferentes factores y los objetivos de cada una de las áreas que intervienen en la puesta en marcha de la empresa.

Las utilidades del Plan de Empresa son varias:

  • Internamente obliga a los promotores del proyecto a iniciar su aventura empresarial, con unos mínimos de coherencia, eficacia, rigor y posibilidades de éxito, estudiando todos los aspectos de viabilidad del mismo, es decir, obliga a 'poner los pies en el suelo'.
  • Externamente es una espléndida carta de presentación del proyecto a terceros, que puede servir para solicitar soporte financiero, buscar socios, contactar con proveedores, Administraciones, etc.
  • Además, servirá de referencia para la acción futura de la empresa y como instrumento evaluación de la marcha del negocio y de medida de los resultados alcanzados

 

¿Existen algunas fechas más convenientes, desde el punto de vista fiscal, para iniciar una actividad empresarial o profesional?
Teniendo en cuenta que la mayor parte de los impuestos son de devengo anual, y que trimestralmente hay que hacer declaraciones liquidaciones o pagos fraccionados o a cuenta, existe la misma obligación formal, a efectos de declaraciones anuales, para quien comienza una actividad el uno de enero que para quien lo hace el 30 de diciembre, y las mismas obligaciones trimestrales para quien inicia su actividad al principio o al final de un trimestre.

Por ello, en la medida de lo posible, es aconsejable iniciar las actividades coincidiendo con el inicio del periodo a que corresponden las declaraciones o liquidaciones (principio de año o, si no es posible, principio de trimestre).

En todo ya que los pagos en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores Autónomos son mensuales y la cuota obedece al mes completo, es siempre mejor a principio que a finales de mes.

Ello ha de ser tenido en cuenta, sobre todo, para constituir sociedad, dado que en los Estatutos debe constar la fecha de inicio de operaciones y no es aconsejable indicar una fecha en los

Sin definir
- Cullera
(Valencia/València)